Publicado por & archivado en Blog, Tendencias.

La necesidad de crear rincones de calma y tranquilidad en nuestros hogares ha hecho destacar tendencias que nos ayuden a disfrutar de lo verdaderamente esencial.

 

Una de ellas es el minimalismo cálido, una evolución del minimalismo racional de los años 90 que va más allá de la sobriedad típica del estilo para proporcionar más confort y calidez. Se trata de crear ambientes funcionales y tranquilos que generen emociones positivas, y en los que el protagonismo no recaiga en los objetos, sino en las personas y su relación con el entorno.

 

El minimalismo cálido juega con las texturas, los materiales y el entorno para crear estancias sencillas, pero con características propias que refuerzan su impacto visual y llenan el espacio.

Apelar al tacto y la vista

 

Cuando los objetos decorativos son mínimos, las texturas se convierten en una manera de transmitir emociones a primera vista. Maderas naturales como la de nogal, tratadas para destacar su poro abierto, enriquecen su textura y la dotan de un movimiento elegante y profundo.

 

El minimalismo cálido  bebe de filosofías orientales como el wabi-sabi o el japandi, aunque añade texturas más complejas y colores más cálidos para crear rincones confortables. Con materiales que realcen sus marcas únicas, obtenemos ambientes en los que poder reflejar nuestra personalidad.

Potenciar materiales y colores naturales

 

En estos espacios sencillos se busca transmitir emociones nada más verlos. Por eso, una buena opción son los materiales sin tratar, con estructuras sencillas y sólidas, en los que destaquen las formas redondeadas.

 

Además, a los tonos blancos, grises y negros minimalistas por excelencia se le añaden también colores naturales y toda la gama de colores tierra. En combinación con estos tonos, las maderas equilibradas y con estructuras tranquilas son una buena opción para crear espacios relajados y amables.

Utilizar el entorno como un elemento más

 

En la búsqueda del bienestar, los elementos externos entran a forma parte del interior. La luz natural, y sus sombras, se convierten en un elemento más de la decoración que crea distintos ambientes según el momento del día.

La utilización de los recursos naturales también incluye otros elementos del exterior, como las plantas, que juegan un papel fundamental en la decoración. En ambientes minimalistas, añaden un toque de color y otorgan movimiento a través de sus formas sinuosas, difuminando las barreras entre interior y exterior y ayudándonos a reforzar nuestra conexión con la naturaleza.

Publicado por & archivado en Noticias.

Con este nuevo servicio, la compañía amplia su portfolio y da un paso más en su estrategia de crecimiento y diversificación.

Estamos orgullosos de anunciar la incorporación a nuestro equipo directivo de Joan Padrós. Un profesional de reconocido prestigio en el sector que se hará responsable del desarrollo del área de impregnado, uno de los ejes estratégicos de la compañía para los próximos años.

Este acuerdo de colaboración supone la consolidación de Decotec en la nueva actividad de producción de papel impregnado tan solo cuatro meses después de poner su primera línea en marcha.

De esta forma, en Decotec seguimos avanzando en nuestra política de diversificación y crecimiento invirtiendo en el ámbito de la impregnación de papel, uno de los servicios más demandados en el sector.

Con una segunda línea de impregnado planificada para comenzar a funcionar a final de año, ampliamos nuestro porfolio añadiendo un complemento óptimo que nos permite dar respuestas integrales a las necesidades de nuestros clientes.

En este sentido, la incorporación de Joan Padrós como Impregnation Division Manager supone un paso adelante desde el punto de vista técnico y de conocimiento del conjunto del sector.

 

Damos la bienvenida a Joan y le deseamos grandes éxitos que serán, también, éxitos para Decotec.

Publicado por & archivado en Blog, Inspiración, Tendencias.

En los últimos años, la cocina ha evolucionado hasta convertirse en un espacio mucho más amplio, luminoso y amable, con un rol más importante dentro del hogar.

 

Durante la pandemia esta tendencia se ha acelerado hasta transformar la cocina en el punto neurálgico de muchos hogares. Además de cocinar más y mejor, pasamos más tiempo en ella y, por lo tanto, los usos han cambiado: ahora es el lugar donde reunirse para comer, socializar o, incluso, trabajar.

 

Un espacio, variedad de elementos

 

Tras todos estos meses, nos encontramos ante un espacio multifuncional que se adapta a las necesidades de cada familia. En este concepto de cocina, la decoración es la vía principal para diseñar el espacio que se ajuste a lo que buscan sus habitantes.

 

Así, la línea que separa la cocina de otras estancias se difumina, incorporándose cada vez más elementos de otros ambientes. Sin embargo, el objetivo va más allá de crear espacios híbridos en los que el mismo espacio sirva para varias funciones. Se trata de comenzar por definir los usos que se les vayan a dar a las distintas zonas del espacio y, después, integrar elementos que las adapten a esa función. Así, conseguimos espacios multifuncionales en los que cada actividad tiene su propio ambiente particular.

 

Materiales que nos conecten con el exterior

 

Nuestra necesidad de acercarnos a la naturaleza es más fuerte que nunca y, por eso, buscamos la manera de integrarla en los interiores del hogar.

 

También en la cocina, donde los elementos naturales toman cada vez más fuerza. Ya sea en superficies horizontales o verticales, materiales como el mármol destacan por su riqueza visual y su naturalidad. Además, ayudan a potenciar las sensaciones de equilibrio y tranquilidad.

Por su parte, la madera ha ganado protagonismo gracias a su versatilidad. Esta cualidad la convierte en un material ideal para adaptar la cocina a la personalidad de sus habitantes y al uso que le den en su día a día.

 

Así, las maderas en las que destacan elementos como catedrales o poros abiertos ayudan a llevar la naturaleza al interior. En tonos oscuros, crean espacios elegantes y equilibrados. Mientras, las tonalidades intermedias ayudan a realzar la naturalidad de la madera original.

 

Además, las maderas con marcas características apelan a nuestra memoria y a las experiencias que han marcado nuestra vida. De esta forma, reforzamos el vínculo personal que nos une a los espacios que nos rodean.

Publicado por & archivado en Blog, EnCasa, Inspiración, Tendencias.

Desde el mismo instante en el que ponemos el pie en una habitación, nuestro cerebro crea mapas cognitivos del lugar que recogen información y la traducen en emociones. La sensación que tengamos no es más que el resultado de las emociones inconscientes que nos despierta la decoración del espacio.

 

Teniendo en cuenta que ahora pasamos el 90% de nuestro tiempo en interiores, entender y controlar la capacidad de los materiales para influir en nuestro estado de ánimo se ha convertido en un pilar fundamental en el proceso de diseño.

 

Espacios para emocionar

 

Disciplinas como la neuroaquitectura utilizan herramientas científicas para convertir las sensaciones que recoge nuestro cerebro en datos medibles. Esta información se utiliza después para crear espacios que mejoren el bienestar emocional de sus habitantes.

 

De esta manera, inhibiendo o potencien determinados patrones, se pueden diseñar entornos que generen emociones concretas.

 

No es casualidad que las oficinas de hoy en día se decoren, cada vez más, como hogares en los que las personas puedan sentirse cómodas y seguras.

La impresión de la primera mirada

 

El primer impacto que recibirá nuestro cerebro es el visual, por lo que los tonos y la estructura del diseño son las herramientas básicas para generar sentimientos.

 

En una época de incertidumbre, la tendencia se centra en conseguir espacios que nos generen sensaciones de calma y protección.

 

Las composiciones menos definidas, que apuestan más por tonos crudos y neutros generan un sentimiento de tranquilidad y bienestar. Este tipo de diseño es ideal para esos rincones-refugio del hogar que nos ayudan a relajarnos y alejarnos del “ruido exterior”.

 

Por su parte, las maderas que combinen líneas suaves con elementos rústicos pueden ser adecuada para espacios amables, donde se busque crear una sensación de confort.

Sentir a través del tacto

 

La textura de los materiales es otro de los elementos que ayudan a crear espacios que emocionen.

 

Al pasar la mano sobre una superficie, nuestro cerebro recibe información relacionada a nuestra propia experiencia: nuestro inconsciente busca en nuestra memoria sensaciones ligadas al tacto que sentimos. Por ejemplo, tocar las marcas y los poros abiertos de una madera nos puede recordar a la singularidad del trabajo artesanal y las experiencias que nos han hecho ser como somos.

 

Aunque no seamos conscientes de todo proceso mental, este tipo de material es ideal para espacios donde busquemos imprimir un toque rústico y personal. Sean maderas, textiles o piedras, definir bien el impacto visual y la textura del diseño es el primer gran paso para crear emociones.

Publicado por & archivado en Blog, EnCasa, Inspiración, Tendencias.

Uno de los cambios que más impacto ha tenido en los últimos meses ha sido el teletrabajo. Al principio tan solo como una medida temporal, ahora el 47% de las compañías españolas se plantean incluirlo o ampliarlo de forma definitiva como parte de su política empresarial.

 

Por eso, en un momento en el que la línea entre los espacios privados y laborales comienza a desdibujarse, las oficinas se convertirán, cada vez más, en un lugar para fomentar las interacciones sociales, el bienestar personal y la motivación de los empleados.

 

Para ello, es imprescindible crear espacios de trabajo cálidos y confortables; en los que haya zonas para descansar, salas de reuniones, espacios de creatividad y zonas privadas para que los empleados se sientan “como en casa”.

 

Conexión natural

 

Las oficinas de la nueva realidad post-pandemia serán espacios biofílicos, en los que fomentar la conexión con la naturaleza integrando elementos del exterior en la decoración interior.

 

Por eso, es cada vez más habitual ver madera rústica o sin tratar en las oficinas. Estos materiales, en tonalidades neutras, apela a nuestras raíces e imprime un toque de armonía natural al espacio.

Oficinas con identidad propia

 

El auge del trabajo en remoto ha hecho que pasemos menos tiempo que nunca en nuestros puestos de trabajo. Así, las oficinas buscan desarrollar una identidad propia que refleje una personalidad familiar y con la que los empleados puedan identificarse.

 

También han pasado a ser un lugar de encuentro en el que los trabajadores pueden verse y socializar sin una pantalla de por medio.

 

Por eso, el típico estilo impersonal de las oficinas está evolucionando hacia una decoración mucho más emotiva. A través de la luz, los colores y las texturas, se crean nuevos ambientes más singulares y reconocibles, pensados para fomentar las relaciones entre los empleados.

Espacios acogedores y calmados

 

Uno de los objetivos de las nuevas oficinas es cuidar el bienestar emocional de sus empleados. Para ello, deben crearse espacios en los que los trabajadores puedan sentirse cómodos y motivados.

Así, las maderas nobles, como robles y nogales, ganan terreno también en la decoración de oficinas. Aplicadas en muebles y paredes, aportan confort y un toque acogedor a los lugares de trabajo.

De igual manera, contar con rincones en los que poder relajarse y aislarse del “ruido exterior” es imprescindible para el equilibrio emocional de los empleados.

Por eso, las oficinas cuentan, cada vez más, con espacios decorados en tonos neutros y con maderas claras y lineales. Son estos materiales los que mejor ayudan a generar la sensación de tranquilidad y calma necesaria para recargar pilas y mantener la motivación.

Publicado por & archivado en Agenda, Blog, EnCasa, Eventos, Inspiración, Tendencias.

La realidad supera a la ficción. Esta es, posiblemente, una de las frases que más nos hemos repetido en los últimos tiempos.

 

En medio de todos estos cambios constantes, las empresas han logrado adaptarse mejor que otras instituciones a la nueva realidad y, de hecho, el 61% de la población confía más en las compañías que en gobiernos y ONGs.

 

Ahora que nos mostramos más conscientes de nuestro entorno, las empresas necesitan reflejar esta realidad a través de productos que nos conecten más con lo que nos rodea.

 

Viviendas con reflejos naturales

 

Tras meses sin poder salir, necesitamos sentirnos cerca de la naturaleza dentro de nuestro propio hogar.

Por eso, son tendencia los colores verdes y turquesa, así como la gama de los naturales, desde los tonos blancos a los más terrosos.

De forma más sutil, los diseños textiles, como el lino, ayudan a que el exterior gane espacios en nuestras estancias.

 

Materiales que unen exterior e interior

 

Pocas cosas nos conectan tanto con la naturaleza como la piedra. Los mármoles veteados aportan personalidad y, aplicados en baños o cocinas, ayudan a mejorar nuestro bienestar emocional.

Por su parte, materiales que siguen siendo tendencia, como el terrazo, generan emociones alegres y nos acercan a la naturaleza. También transforman los espacios, aportándoles una personalidad propia.

 

No podemos olvidarnos de la madera, opción principal si lo que queremos es buscar la conexión con el exterior. Las maderas rústicas envejecidas, con sus nudos y cracks, son una opción ideal para decorar espacios en los que queramos reconstruir nuestro vínculo con la naturaleza.

Mirada al pasado

 

En la época de la economía circular y el reciclaje, la recuperación de materiales es una de las tendencias con más éxito hoy en día.

 

Por un lado, nos permite añadir nuestro granito de arena a la sostenibilidad a través de la reutilización. Por otro, los materiales ya utilizados apelan directamente al paso del tiempo y nuestra memoria, haciéndonos sentir parte de una historia que nos une con el futuro.

 

Aplicable tanto a maderas como piedras, potenciar esta segunda vida en los materiales nos conecta con la naturaleza a través de una ventana al pasado.

Publicado por & archivado en Blog, EnCasa, Eventos.

La conocida como “fatiga pandémica” es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en la llamada “nueva normalidad”. Según los últimos estudios, la crisis de la Covid-19 ha creado más incertidumbre y miedo, provocando el aumento de la irritabilidad y los sentimientos depresivos.

 

Esta situación ha hecho que, ahora más activamente que nunca, los consumidores tengan como prioridad rodearse de estancias acogedoras en las que sentirse seguros y protegidos.

 

Para lograrlo, elegir bien los materiales es un paso fundamental, ya que el tacto y el impacto visual de las superficies es lo que une los diferentes elementos decorativos y aporta armonía al espacio.

 

Por eso, durante los próximos meses emergerán algunas tendencias comunes a la mayoría de los estilos decorativos:

 

  1. La madera como elemento principal.
  2. Combinación de materiales.
  3. Vínculo a la naturaleza.

 

 

La madera como elemento principal

 

No es casualidad que este material esté cada vez más presente en todas las estancias de la casa, desde comedores y dormitorios a baños y cocinas. Y es que, la madera es la base de la que parten casi todos los estilos decorativos para construir un espacio acogedor.

 

Así, las maderas viejas, con imperfecciones y marcas de uso, o los elementos reutilizados, activan la sensación de nostalgia que, a su vez, genera un sentimiento acogedor.

 

Mientras, la madera sin tratar de los espacios rústicos, con sus detalles vivos, nudos y catedrales, ayuda a crean estancia cómodas y reconfortantes.

 

Por su parte, las maderas lineales, con superficies más homogéneas y tranquilas ayudan a generar calma y sosiego. De esta forma, convierten espacios como el baño, el dormitorio o un rincón del jardín en refugios para mejorar el equilibrio entre la mente y el cuerpo.

Combinación de materiales

 

Aunque la madera sea el material estrella, se puede combinar con otras opciones para crear estancias aún más acogedoras.

 

Añadir otros elementos, como la cerámica, el mármol o el cemento, evita sobrecargar los espacios de madera. Integrándolos en objetos, paredes y suelos, estos materiales ayudan a imprimir la personalidad de sus habitantes en toda la estancia.

Además, primando colores tierra y rojizos, el cemento, la madera y la cerámica apelan al mundo artesanal, otra de las tendencias más demandadas por los consumidores.

 

De igual manera, diseños que remitan a textiles como el lino, proporcionan una mayor calidez al ambiente. Tanto por su color como por su textura, ayudan a mejorar el bienestar emocional.

 

Vínculo a la naturaleza

 

Todos estos elementos tienen una cualidad en común: refuerzan nuestro vínculo con la naturaleza, evocando la relación entre el ser humano y su “yo” más salvaje.

 

Por eso, son tendencia los materiales que remarcan las imperfecciones naturales y los elementos que hacen único a cada material.

Detalles como las marcas en la madera natural, las distintas texturas artesanales de la cerámica o la corrosión en materiales que imitan el metal potencian la sensación de paso del tiempo y el sentimiento de nostalgia.

 

En un contexto de movilidad reducida, reflejar estos nexos en la vivienda es lo que permitirá a sus habitantes sentirse cómodos y protegidos.

Publicado por & archivado en Agenda, Blog.

☀️💦VACACIONES de VERANO💦☀️

 

Los últimos meses han sido muy intensos. Hemos tenido que adaptar nuestra forma de trabajar, implementar nuevas formas de comunicarnos con vosotros y repensar más de un proyecto que ya teníamos en marcha.Es hora de tomar un respiro… Es el momento de las vacaciones de verano.

✏️ Decotec permanecerá cerrado debido a las vacaciones de verano, del 1 al 24 de agosto de 2020, ambos incluidos.

Esperamos verte de nuevo, incluso detrás de una pantalla 🤗

Publicado por & archivado en Agenda.

¡Hola Julio 2020! y ¡Hola esperado VERANO!
☀️⛱💦🏕

Este mes, 4 cuentas de Instagram para evadirse.
Mientras el desconfinamiento se hace realidad, podemos viajar a espacios futuristas, antirealistas o soñar con lugares donde vivir o pasar las próximas vacaciones.

Échale un vistazo a los siguientes feeds ▼